Duelo de porteras para finalizar la temporada, en un partido donde el SOLISS Pozuelo de Calatrava, sufrió por remontar al Errece Almassora BM

Finalizó la temporada de División Honor Oro en el Pabellón Municipal “Las Espartanas” donde vivimos un encuentro muy disputado, a pesar de que el marcador (32-25) haga parecer lo contrario.

Los equipos estaban a 8 puntos de diferencia en la general, pero el encuentro se vivió como si estuvieran empatados, y así se mantuvo el orden en el marcador, con ambos equipos alternando la ventaja, haciendo que nos fuéramos al descanso con empate al descanso (11-11), culpa en gran parte, tanto de Paola Santos como de Luciana Codesal (guardameta de Almassora) que fueron un auténtico dolor de cabeza para el equipo contrario.

La segunda parte empezó con superioridad para el equipo Castellonense, quien se llegó a poner hasta 4 goles arriba, hasta que en el minuto 15 Pozuelo pudo volver a empatar el partido (20-20), y después de una lucha de poderes, a partir del minuto 48, Pozuelo pudo despegarse en el marcador hasta lograr esa diferencia de 7 goles que se ve en el marcador (32-25). En esta segunda parte salió, aunque no de inicio, Maitane Larrayoz, que fue clave en esa remontado.

Fue un partido también emotivo, marcado por las despedidas de muchas quienes vivieron su último partido como local en Esparta, que sirvió para sellar con un broche de oro a esta temporada como locales donde nuestras jugadoras nos han enseñado lo que es luchar, y disfrutar sufriendo cada fin de semana.

Fotos: Clickdaria